Colegio Stella Maris La Gavia - Tel. 91 300 50 70

La asamblea

¡Hola familias de Primer Ciclo de Educación Infantil! Hoy me gustaría contaros un momento muy especial de nuestro día a día en el cole: La asamblea.

Cada mañana, al llegar al colegio colgamos nuestras mochilas y abrigos. Los niños más mayores intentan ponerse los babis solitos, los más pequeños somos ayudados por nuestras profesoras. Cuando todos estamos preparados,  nos sentamos en semicírculo para comenzar una de nuestras rutinas preferidas.

¿Os acordáis que en las tutorías la profesora os ha hablado de la asamblea como la primera gran rutina de la mañana? Os voy a contar qué hacemos y qué aprendemos cuando nos acomodamos uno al lado del otro frente a nuestra maestra.

Al iniciar la asamblea saludamos a Jesús y a María, luego cantamos la canción “Buenos días” seguida de otras relacionadas con los temas que nuestras profesoras han preparado para nosotros.

Nos gustan mucho los cuentos, la música, las canciones y las poesías ¡hay que activar nuestra memoria para recordarlas! También, nos agrada cuando nos reparten fichas para clasificar por colores, formas o tamaños.

Una de los momentos que más nos divierte es cuando cantamos la canción ¡Hola a todo el mundo! Porque nuestra profesora nos nombra a cada uno para saber si hemos venido. Los más mayores al oír su nombre colocan su foto en el cartel de asistencia para indicar que han venido a clase. Los más pequeños lo hacemos levantando la mano, saludando o simplemente con una dulce sonrisa.

Los encargados del día también ayudan en la asamblea repartiendo las fichas o poniendo las fotos de los niños que han faltado en el cartel correspondiente.

En la asamblea adquirimos diferentes conceptos. También aprendemos a respetar el turno para hablar, a compartir, a escuchar cuentos, a conocernos mejor y a realizar diferentes actividades orales, gestuales y manipulativas.

Aunque somos los más pequeños del colegio, también tenemos que aprender las competencias básicas que determina la ley, como la competencia lingüística, social, matemática y artística, entre otras.

En nuestro Ciclo es muy importante la asamblea. En el ámbito cognitivo nos permite desarrollar el pensamiento, hacer deducciones e inferencias, utilizar nuestra memoria y además realizar diversos aprendizajes relacionados con el tema principal o centro de interés de nuestra unidad didáctica.

También se estimula nuestra parte social, como el compañerismo, la amistad, el respeto y la solidaridad para generar la semilla de la empatía que tanta falta le hace al mundo.

En la asamblea tenemos la posibilidad de potenciar también nuestro desarrollo lingüístico, ampliamos el vocabulario, escuchamos a nuestros compañeros, expresamos nuestros sentimientos y necesidades y realizamos pequeños diálogos con nuestras profesoras y amigos.

Antes de acabar esta rutina que suele durar una media de 15-20 minutos, nuestra profesora nos cuenta qué actividad haremos luego. Cuando nos anticipa lo que vendrá, nos da seguridad y nos ubica en el tiempo como cada una de las rutinas que hacemos a lo largo del día.

Para finalizar la asamblea, cada clase canta una canción de cierre. Algunos cantamos “La luna y el sol”. Al principio entonamos o hacemos los gestos, luego nos acostamos como lo hacemos por las noches cuando sale la luna y luego bailamos y nos movemos como lo hacemos en el día cuando está el sol.

Así termina la primera gran rutina de la mañana y ahora también, nuestra pequeña reseña de grumete. Nos despedimos para seguir jugando y aprendiendo. ¡Hasta la próxima!