Colegio Stella Maris La Gavia - Tel. 91 300 50 70

La siesta

Queridas familias del Primer Ciclo de Infantil:

El tiempo frío y húmedo del otoño ya ha llegado al colegio, y los más pequeños del Stella Maris son los primeros en ponerle remedio abrigándose mucho por las mañanas con sus gorros y bufandas. Aunque abrigarse es una manera de hacer frente al frío, dormir es lo que más apetece. Por eso esta publicación va a estar enfocada en uno de los momentos más esperados por los niños: la siesta.

Numerosos estudios han demostrado que la siesta durante la infancia es crucial para su desarrollo, especialmente en los tres primeros años de vida, ya que ayuda a asimilar lo aprendido y dejar espacio para nueva información. Es por ello por lo que las profesoras cuidamos mucho el ambiente de la clase y seguimos una rutina para que el hábito de dormir, tras el almuerzo, sea cada vez más rápido.

Los bebés y los más pequeños de 1 año, organizan sus camas una vez han terminado de comer, ya que son los únicos que comen en las clases. Las otras clases organizan las camas antes de irse a comer para que, una vez llegados del comedor y el posterior aseo, los niños se tumben directamente en sus camas. El momento de la siesta dura unas dos horas y siempre va acompañada de música de fondo, puesto que esto ayuda a que el niño se relaje y sea capaz de conciliar el sueño más rápido.

Son las tres de la tarde y hay que despertarse para seguir aprendiendo. Los más mayores de un año y los de dos años ayudan a las profesoras a levantar las camas y apilarlas para disfrutar, al día siguiente, de otro momento de relajación.

Y así, con las pilas cargadas, esperamos deseosos merendar y seguir jugando hasta el momento de volver con nuestros papás.