Colegio Stella Maris La Gavia - Tel. 91 300 50 70

V Centenario de la Vuelta al Mundo: ESO School Assembly

20 de septiembre de 1519. El comienzo de una aventura que duró 3 larguísimos años. Así comenzaba la semana pasada el P. Juan Antonio Granados, director de nuestro colegio Stella Maris La Gavia, ESO School Assembly: El encuentro mensual de los alumnos de la ESO con el director y la Coordinadora de Etapa. Tres años en donde la casa en la que vives es una casa flotante, un barco. Tres años llenos de dificultades, de tormentas, de hambrunas; convivir estrechamente con gente y obedecer e implicarse.

El director, acompañado por el capellán y la coordinadora de la ESO y Bachillerato

Lo primero que me produce fascinación y que deseo compartir con vosotros en el V Centenario de esta gran proeza – La Primera Vuelta al Mundo – es la figura del gran Magallanes. El P. Juan Antonio mantenía la atención de los alumnos mientras narraba: Fernando de Magallanes escoge tripulación. No es nada fácil. Entre los 250 tripulantes se quiere meter gente que desea aprovecharse de la travesía, por lo que Magallanes debe elegir bien. Si hay 10 traidores entre la tripulación toda la travesía se viene abajo.

Cada aula, imaginad, es un barco. Habrá clases más divertidas, otras más aburridas. Pero en todas ellas somos una tripulación. Vamos a ayudarnos. Es muy importante, queridos alumnos, hacer piña. No hay éxitos de uno o de dos.

P. Juan Antonio Granados García, director del colegio Stella Maris La Gavia

El director se acerca a los alumnos y a través de los tutores les lanza una pregunta: Magallanes debe elegir a su tripulación. Uno a uno. Mirándoles a los ojos y preguntándoles: «¿Estás dispuesto?». Digo esto porque cada tutor en este sentido es un Magallanes. Os miran a los ojos a cada uno y os preguntan: «¿Estas dispuesto?». Cada aula, imaginad, es un barco. Y en un barco no podemos permitir que uno esté tumbado. En un barco en medio del océano, con olas, vientos, va enserio la vida. Y si uno se cae, lo levantamos. Y si uno se hace daño, lo cogemos y lo asistimos. Y prosiguió: ¿Cómo os vais a ayudar unos a otros? ¿Cómo vais a corregir al que sea un rebelde, cuando hay un motín en el barco? Una decisión durísima, porque imaginad: si dejamos al rebelde en el barco, nos lo dinamita.

Afrontar las tormentas juntos

El P. Juan Antonio continuó su intervención acercándose al día a día de los alumnos: ¿Cómo vamos a afrontar las tormentas, las hambrunas, las dificultades? Habrá clases más divertidas, otras más aburridas. Pero en todas ellas somos una tripulación. No puede ser que haya un compañero o una compañera que dinamite las clases. Que esté minando al profesor. A ese compañero/a hay que corregirlo. Vamos a ayudarnos. Es muy importante, queridos alumnos, hacer piña. No hay éxitos de uno o de dos.

El 6 de septiembre de 1522, Juan Sebastián Elcano se asoma a la gavia (el palo mayor del barco) y desde la gavia dice: ¡TIERRA A LA VISTA! Todos los alumnos escuchaban fascinados. ¿Cuántos llegaron? Preguntó el director. Dieciocho. Y se dirigió a los alumnos: ¿Fue inútil el trabajo de los otros doscientos? No fué inutil. Cuando llegaron los dieciocho – sin aceptar comida ni bebida – cuando la multitud les esperaba con vítores, se condujeron sin parar a la Iglesia de Santa María de la Victoria y Santa María la Antigüa. No quisieron ni comer ni beber hasta cumplir el voto de gratitud a la Virgen y de pedir por aquellos que se quedaron. Fijaros la concordia fuerte de aquellos que llegaron.

Y el P. Juan Antonio termina su intervención: ¿Cuál es mi mensaje a estos alumnos de la ESO? Cuidémonos. Espero que los alumnos nuevos hayan experimentado ya la bienvenida. La acogida más cordial a nuestro barco. Otros han repetido curso y a ellos les digo: sed ejemplo. No sois repetidores para quedaros al margen si no para ser ejemplo, auténticos hermanos mayores que deis luz a vuestra gente. Y muchos sois veteranos en amistad: pues cuidad esa amistad.

Sir Thomas More: Un acto de Servicio

Introduciendo un nuevo programa que ve la luz este curso en nuestro centro, el director del colegio, quien lidera el programa, se dirigía a los asistentes así: He de decir también que en esta travesía va a haber una ayuda para todos los barcos: La Escuela de Liderazgo Sir Thomas More Fellowship, en la que participarán algunos de cada aula. Estos alumnos no se van aparte. Eso es lo contrario de lo que buscamos. Estos alumnos que ahora comienzan, el año que viene serán otros; otros podrán incorporarse a lo mejor a mitad de curso; a ellos les toca ser luz, ser sal, fortalecer la unidad del aula. Igual que a los delegados y subdelegados: les toca fortalecer la unidad del aula. Es un acto de servicio.

Queremos que estos alumnos, representados por los doscientos que se embarcaron a la aventura, muestren la unidad y la concordia, y juntos lleguemos todos a un puerto fascinante con un fruto abundante.

P. Juan Antonio Granados García, director del colegio Stella Maris La Gavia

Este School Assembly – concluía – ha traído la imagen del barco. Que ninguno seáis ese grupo que cuando llegaron los victoriosos 18 se escondieron en sus casas, se cerraron bajo llave avergonzados. Estos eran los doce traidores. Hubo una docena que justo en el cabo (que ahora llamamos el Cabo de Magallanes) se amotinaron, se dieron la vuelta y se volvieron a España llegando un año antes. Queremos que estos alumnos, representados por los doscientos que se embarcaron a la aventura, muestren la unidad y la concordia y juntos lleguemos todos a un puerto fascinante con un fruto abundante.

El director del colegio para finalizar el acto hizo entrega, junto con el Coordinador del Dpto. de Bilingüismo D. Jose Manuel Rodriguez, de algunos de los títulos de inglés que nuestros alumnos consiguieron examinándose a finales del curso pasado.